0175

John Hanke tiene el mérito de haber ideado el juego de más éxito en nuestros días, Pokemon Go, que ha llevado más allá la ilusión de miles de niños a finales de los años 80 y mediados de los años 90 fusionando los dibujos de Pokemon con la realidad virtual, niños ahora jóvenes que pueden cazar pokemons en el mundo real. En solo un verano, Pokemon Go ya ha superado del número de usuarios de Twitter o Candy Crush.

Nacido en Cross Plains, estado de Texas, en 1967, John Hanke completó un MBA (Master Business Administration) en la Universidad de Berkeley.  Hoy trabaja como consejero delegado de Niantic, una empresa de realidad aumentada con sede en San Francisco, EEUU.

Aparte del emprendimiento, la gran afición de Hanke es la cartografía. De hecho, hace 15 años fundó junto con otros socios la empresa Keyhole, dedicada a la producción de mapas digitales y por satélite, una compañía que sería comprada por Google a cambio de 35 millones de dólares.

Así fue como Hanke pasó al equipo de Google y, en concreto, de Google Maps. Se convirtió en uno de los cerebros que están detrás de aplicaciones como StreetView o Google Earth. Gracias a ello, pudo capitanear proyectos salidos de su propia imaginación, como Ingress, que por primera vez ponía en relación el mundo de los videojuegos con la realidad aumentada. En aquel videojuego, los jugadores también tenían que moverse por el mundo real, ir de un lugar a otro formando equipos. Ingress fue, pues, el antecedente de Pokemon Go.

Cuando Google se reinventó como Alphabet, Hanke ganó libertad. De hecho, Niantic, su empresa, es hoy una compañía participada por Google y Nintendo, pero que goza de cierta independencia.

Este es, pues, el itinerario laboral del padre de Pokemon Go, un juego que ha puesto la diversión y la realidad aumentada en el conocimiento de gran público.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

1 Comentario

Dejar respuesta: