España y Singapur son los países del mundo que tienen más smartphones por habitante. De hecho, se calcula que el 92% de los españoles dispone de al menos un teléfono inteligente en propiedad.

De acuerdo con un estudio elaborado por la plataforma Black Market, no menos del 92% de los ciudadanos de España cuenta con un smartphone, lo que supone un incremento del 4% con respecto a las mismas cifras de 2015. Para confeccionar estas estadísticas Black Market ha trabajado con los datos recabados por consultoras como Deloitte y Kantar Worldpanel.

A pesar de los datos señalados, hay que decir que, en lo que va de este 2016, las ventas de teléfonos inteligentes han caído un 11% con respecto al mismo período de 2015. Este hecho se explica, en parte, por el auge de la compraventa de teléfonos reacondicionados, es decir, teléfonos usados puestos al día en cuanto a las prestaciones técnicas de los mismos.

De acuerdo con Thibaut de Lazauze, CEO de Black Market, “la saturación del mercado es la principal causa del estancamiento del sector del ‘smartphone’ en España”. Por ello, añade este experto, no tiene mucho sentido que los fabricantes lancen un nuevo smartphone cada doce meses cuando la vida útil de estos dispositivos dura varios años.

Hay que decir, no obstante, que el descenso en las ventas también ocurre fuera de España, como es el caso de Estados Unidos o Alemania; pero se trata de un fenómeno que afecta al mundo entero, donde las ventas de teléfonos inteligentes se han reducido un 0,3% con respecto a 2015.

Además, según el estudio, en los últimos cinco años, es decir, desde 2011 ahora, el número de teléfonos inteligentes en España se ha duplicado. Los expertos que han elaborado el estudio estadístico afirman que estos datos demuestran que el mercado de smartphones en España ha tocado su techo.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar respuesta: