RoboPin

Fujitsu ha desarrollado un robot, por nombre Robopin, capaz de reconocer las emociones humanas. Así lo ha explicado a la agencia Efe la directora de innovación de la compañía, Cristina Magdalena, quien ha precisado que Robopin se encuentra actualmente “en pleno proceso de aprendizaje”, en versión prototipo, tras comenzar su desarrollo en 2012 en sus laboratorios de Silicon Valley (Estados Unidos) y Tokio (Japón).

El autómata dispone de reconocimiento facial y por el tono de voz gracias a sus sensores biométricos, que le permiten apreciar la situación emocional de su interlocutor humano y reaccionar adecuadamente.

Por el momento se encuentra “a modo de prueba” en las oficinas de una compañía de seguros ubicadas en un aeropuerto nipón donde “aconseja productos” a los viajeros que se acercan a él, ha explicado Magdalena.

Robopin también está en pruebas en el entorno financiero, actuando como apoyo de los gestores comerciales de una entidad bancaria japonesa, donde ofrece información, por ejemplo, sobre préstamos o tipos de intereses.

Según esta experta, una de las claves de este nuevo robot es alejarse de “las apariencias humanoides hiperrealistas” de otros autómatas que han provocado “cierto rechazo” en algunos sectores de la sociedad y por ello se presenta “como una especie de simpática ‘mascota’ de poco más de 30 centímetros, lo que provoca que el público sea menos reticente a acercarse y preguntarle”.

“Nos fijamos en las tendencias sociales actuales, sobre todo en la robótica social”, ha indicado Magdalena, que relaciona la inteligencia artificial con la interacción personal pero con “vocación profesional”.

En este sentido, a la hora de llevar a cabo la programación del prototipo, se han cumplido lo que Magdalena sintetiza como “normas básicas de la inteligencia artificial”: la capacidad de “sentir de la máquina, la de transformar ese sentimiento en aprendizaje y la de tomar decisiones”.

 

Manchego de nacimiento y madrileño de adopción. Redactor en Universo Digital Noticias. Licenciado en Filología Hispánica en 2009. Apasionado de la comunicación y las relaciones públicas. Desde hace dos años involucrado en diversos proyectos de transformación digital en el mundo empresarial y en el sector educativo. Me gusta el deporte y practicar senderismo en mi tiempo libre.

Dejar respuesta: