Hipoteca multidivisa: producto complejo para los jueces

Hipoteca multidivisa: producto complejo para los jueces

En España existen 60.000 préstamos hipotecarios contratados como hipoteca multidivisa. Las entidades ante la subida de los tipos de interés del 2006, decidieron comercializar este producto entre sus clientes, sin tener en cuenta sus perfiles, comercializándose el 80% de estas hipotecas entre el 2007 y el 2008.

Se calcula que el 46% de las hipotecas multidivisa está en yenes mientras que el 52% están contratadas en francos suizos y el resto en otras divisas como la libra y el dólar.

La sentencia del Tribunal Supremo de junio de 2015 considera las hipotecas multidivisas como un producto complejo, y de acuerdo con esta categoría, las entidades bancarias están obligadas a informar según lo exigido por la Ley del Mercado de Valores.

Esta sentencia es importante porque considera que el pago de las cuotas de la hipoteca y el cálculo del capital a amortizar va a depender de la cuantía que alcance otro valor distinto, en este caso una divisa extranjera. El cliente debe saber a la hora de contratar este producto que si transcurre el tiempo y la divisa que contrató aumenta el valor frente al euro, tiene que pagar más dinero en su cuota mensual y el importe inicial que pidió al banco aumenta.

No es la única sentencia, también el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó en abril de 2014 una sentencia que anuló parcialmente el contrato de la hipoteca multidivisa y estipuló que el cliente debía conocer el coste económico de la cláusula multidivisa. Este Tribunal se volvió a pronunciar un año después indicando que no estamos ante un préstamo más derivado financiero y, por tanto, deja a criterio del juez nacional que pudiera serlo o no.

Estas sentencias han sido muy positivas para los afectados en las hipotecas multidivisa, de modo que han influido en la jurisprudencia española. En la actualidad, se percibe un incremento de las resoluciones favorables de las hipotecas multidivisa para el cliente, que ve en la vía judicial la única forma de reclamar ante la entidad por lo que los afectados consideran, y así lo marcan los jueces, un abuso bancario por falta de transparencia.

Otros abusos relacionados con derecho bancario como las cláusulas suelo, bonos convertibles, permutas financieras, etc. son las que más demanda están teniendo por parte de los usuarios.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar respuesta: