Tesla, la compañía de Elon Musk, ha adquirido Ta’u una pequeña isla en el océano Pacífico y ha conseguido satisfacer todo su consumo eléctrico con sistemas de energía solar. Ha bautizado el sistema de abastecimiento energético con el nombre de SolarCity.

Ta’u es una pequeña isla de origen volcánico que se encuentra en la parte oriental del archipiélago de la Samoa Americana. A su vez, tiene el honor de ser la isla más grande del grupo de islas Manu’a. Cuenta con una superficie de 45,7 kilómetros cuadrados en una longitud de 10 kilómetros y una anchura máxima de 6 kilómetros. Su población, según el censo del año 2000, es de 873 habitantes.

Hasta la fecha, los individuos que vivían en la isla se abastecían por medio de generadores de electricidad y de combustible diesel traído del exterior. Así sucedían las cosas en Ta´u hasta ahora, cuando la empresa tecnológica Tesla ha puesto en funcionamiento SolarCity, un sistema de energía solar que ha permitido que los isleños cubran su dependencia por medio de esta energía renovable.

Gracias a que el archipiélago suma hasta 177 días de sol cada año, la instalación de una red eléctrica local basada en energía solar alcanza una potencia de 1,4 MWh. Para ello, se han instalado 5.300 paneles solares, que a su vez se complementan con batería Powerpack, fabricadas por la propia empresa Tesla. Estas baterías son capaces de suministrar 6 MWh en días nublados o por la noche, es decir, cuando los paneles no pueden absorber energía. Por sí solas, las baterías pueden abastecer de electricidad a todos los residentes en la isla por un período de hasta tres días.

Aunque los portavoces de Tesla se han enorgullecido del éxito de este proyecto, como leemos en su blog, es cierto que estamos hablando de un modelo energético que se ha mostrado viable en un territorio soleado con una población de 800 habitantes, pero que sería muy difícil de aplicar a otro tipo de escenarios.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar respuesta: