foto_0000000520160808180620

HiDyRS-X es el nombre de la flamante cámara que acaba de estrenar la NASA (National Aeronautics and Space Administration). Estamos ante una de las cámaras más innovadoras que ha construido la NASA hasta el momento.

El nombre de esta supercámara proviene del efecto HDR (“High Dynamic Range” en inglés, es decir, Alto Rango Dinámico), tecnología presente en los terminales móviles y en la que se basa este aparato, que, sin embargo, amplifica dicho efecto a gran escala.

Gracias a dicha tecnología, la HiDyRS-X es capaz de grabar vídeos de alta resolución en tres dimensiones, lo suficiente para captar los claros y los oscuros de las llamas despedidas por los cohetes en el momento de su lanzamiento. De hecho, este es el objetivo por el que fue desarrollada esta supercámara.

Aunque todavía se encuentra en fase de desarrollo, la primera aplicación de la HiDyRS-X ha consistido en grabar las llamas arrojadas por el motor QM-2 del Sistema de Lanzamiento Espacial de la NASA en el Centro Orbital ATK, en Utah. Este motor es importante porque es el elegido para lanzar el Orion, vehículo de exploración que realizará misiones a Marte y más allá en los últimos meses de 2018. De hecho, según la NASA, este será el cohete más potente jamás puesto en órbita.

Lo cierto es que  las imágenes tomadas por HiDyRS-X resultan mucho más esclarecedoras que las imágenes grabadas por cámaras anteriores, en las que el propio fuego impide ver, por su extrema brillantez, los detalles de la deflagración.

El vídeo del que os hablamos carece de sonido y tiene tres minutos de duración. En él podéis apreciar los distintos haces que forman la llama, algo que no puede percibirse en una grabación convencional. El vídeo ha sido subido por la propia NASA a su cuenta oficial de YouTube y podéis verlo aquí.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

1 Comentario

Dejar respuesta: