robot prisión

robot prisiónEl Ministerio de Justicia de Corea del Sur ha aprobado un proyecto por el que unos robots sustituirán a los funcionarios de prisión en las rondas de vigilancia de las instalaciones.

El proyecto se iniciará en la cárcel de Pohang, al sureste de Seúl, a partir del mes de marzo y más tarde se irán incorporando en el resto de instituciones del país.

 Esta idea ha sido puesta en marcha por el Ministerio de Justicia del país junto con el equipo de la Universidad de Kyonggi y se ha invertido unos 600.000 euros (1.000 millones de wones).

 La novedad es que los robots han sido diseñados especialmente  para patrullar los pasillos de las instituciones penitenciarias y las celdas de los presos. De manera que, si detectan actividades extrañas u algún incidente violento, alertarán inmediatamente a los funcionarios de prisión. Además, estos robots también serán utilizados como intermediarios en la comunicación entre los presos y los funcionarios.

Los nuevos inquilinos de la prisión han sido diseñados para detectar cualquier situación anómala dentro de la prisión, sin embargo, no podrán actuar contra los presos. Su función es informar con la máxima rapidez posible.

El profesor Baik-chul, encargado del proyecto, ha asegurado que los primeros robots vigilantes estarán disponibles en marzo de 2012. Ahora, su equipo está dando los últimos detalles a la apariencia de los robots, para transmitir a los presos un aspecto más “humano y simpático”.

 

Dejar respuesta: