videojuegos

videojuegos

Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, ha desarrollado unos sensores para mandos de consolas capaces de registrar las respuestas emocionales de los jugadores de videojuegos.

La tecnología capaz de captar las emociones todavía es incipiente, pero este grupo de investigadores ha logrado desarrollar unos sensores que registran el ánimo de los jugadores mediante la lectura de la respiración, el ritmo cardiaco y la piel, según ha recogido The New York Times.

Los investigadores han usado un mando de Xbox para su prueba, que han modificado para registrar las respuestas eléctricas directamente del sistema nervioso autónomo, la parte del cerebro que controla la respiración o el ritmo cardiaco. Con ello, el sensor es capaz de “sentir” si las personas están felices, excitadas o aburridas.

Lo que hacen los sensores es medir el tiempo que tarda una corriente eléctrica en pasar de un brazo a otro, según ha explicado a The New York Times uno de los investigadores, Corey McCall. “Si estás tenso, es más difícil que pase la corriente que si estás relajado y tranquilo”.

Por ahora, los sensores forman parte de un proyecto de investigación enfocado a la detección de las respuestas fisiológicas aplicado a los videojuegos, con el fin de captar y clasificar las respuestas emocionales. El prototipo ya ha sido presentado en el International Consumer Electronics Show del pasado mes de enero.

Dejar respuesta: