regulacion internet rusia manifestaciones moscu control de internet putin patrushev

regulacion internet rusia manifestaciones moscu control de internet putin patrushev

El Gobierno ruso, a través de su secretario del Consejo de Seguridad, Nikolai Patrushev, ha abogado por someter a Internet a una “regulación razonable“. En las pasadas elecciones del país, ya se vio el interés del Gobierno en regular la red al constatar el poder de las redes sociales para convocar manifestaciones contra el Ejecutivo como las registradas tras las elecciones parlamentarias.

A menudo, la oposición y los ciudadanos rusos han utilizado Facebook y la red social rusa VKontakte para convocar protestas con el objetivo de manifestar su rechazo a los comicios del pasado 4 de diciembre.

El sábado pasado se registró en Moscú la mayor manifestación contra el Gobierno desde que Putin accedió al poder hace doce años, con decenas de miles de personas cantando proclamas como ‘Rusia sin Putin’.

 “Los intentos de impedir que la gente se comunique son en principio contraproducentes e incluso inmorales”, ha reconocido el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev.

“Sin embargo, uno no debe ignorar el uso que le dan a Internet los criminales y los grupos terroristas. En Rusia, desde luego, debe haber una razonable regulación, al igual que ocurre en Estados Unidos, China y en muchos otros países”, ha afirmado, en declaraciones al diario ‘Argumenty i Fakty’.

El Gobierno ruso ejerce un control sobre Internet incluso mayor que el que impone Estados Unidos. Patrushev no ha detallado si apuesta por uno u otro modelo de regulación en la red de redes pero sus declaraciones denotan que el Gobierno ruso estaría estudiando nuevas vías para controlar Internet.

 El actual primer ministro y futurible presidente ha proclamado en público que la capacidad del Estado para controlar Internet es limitada y ha sugerido que su Gobierno no intentará poner restricciones a la red. Sin embargo, los analistas consideran que los colaboradores de Putin más partidarios de una línea dura apuestan por ejercer un modelo de control de Internet similar al vigente en China.

La red social más utilizada en Rusia, Vkontakte, informó la semana pasada de que había rechazado una solicitud del FSB para que bloqueara a los grupos de opositores que organizan manifestaciones callejeras. Un portavoz de este portal, que fue utilizado por decenas de miles de personas para coordinar el apoyo a las manifestaciones del pasado 10 de diciembre, ha asegurado que VKontakte no fue presionado ni amenazado por el servicio secreto ruso para actuar contra los opositores.

Dejar respuesta: