Es muy común que todos los usuarios accedan a sus correos electrónicos, entidades bancarias o redes sociales como Facebook o Twitter a través de dispositivos móviles, teléfonos o tabletas, o diversos lugares como la casa o la oficina, y para ello siempre usamos unas claves de acceso e incluso facilitamos datos personales como los bancarios, domicilio o teléfono de uso privado.

Es por estos múltiples usos y accesos que utilizamos, que debemos tener en cuenta la ciberseguridad, ya que aun cuando esta movilidad nos facilita mucho la vida, es evidente que nos expone a muchos riesgos al instalar aplicaciones en el teléfono, por ejemplo.

Es muy común que el usuario del smartphone descargue aplicaciones y juegos de fuentes no oficiales, y es así como el malware se instala en el dispositivo a través de mensajes encriptados y ocultos para posteriormente extraer información confidencial. Este mensaje es capaz de detectar la lista de contactos y así convertir al móvil en un medio de propagación de virus.

Otras formas de robo de información muy usuales se producen vía Bluetooth, por el robo o extravía del aparato, suplantación de la identidad y por acceso a conversaciones vía redes sociales como whatsapp, vídeos o imágenes.

Para que esto no ocurra es importante tomar conciencia para aumentar la privacidad en nuestros terminales. Algunos consejos para mejorar esta seguridad se basan en el uso de servicios de localización online, solamente para que se puedan borrar los datos en caso de extravío.

Por las noches cuando no vayamos a usar nuestro móviles, debemos apagarlos, no por la radiación de ondas, ya que no hay peligro real por tener el aparato cerca, sino porque la mayoría de los ataques a los sistemas suelen ocurrir cuando el usuario no está al tanto de ello.
También evitando proporcionar información financiera y personal vía correo electrónico conseguiremos disminuir el peligro. Estos datos es mejor facilitarlos en conversaciones telefónicas o incluso es más seguro por mensaje de texto.

Siempre debemos tener activada la encriptación de datos en nuestros móviles, cuando el sistema operativo lo permita. Y cuando vayamos a reciclar nuestro terminal, asegurarnos de borrar todo el contenido personal: fotos, vídeos… no solo para evitar exponer la seguridad personal sino la de sus contactos.

Son muchas las empresas que invierten en sistemas de seguridad para evitar los ciberataques. Algunas de las amenazas más relevantes son las que provienen de los hackers, el ciberterrorismo con el fin de generar miedo a la población, la vulnerabilidad en las aplicaciones y los empleados internos que difunden información confidencial.

En este marco, Telefónica presentó Latch, un nuevo servicio de seguridad creado por Eleven Paths, de la división Telefónica Digital. Esta aplicación permite a los usuarios gestionar cuándo y qué servicios digitales online están disponibles añadiendo una seguridad “extra”. La app alerta al usuario cuando alguien intente acceder a alguno de sus servicios que tiene desconectados en ese momento. El sistema está disponible para IOSAndroid y Windows Phone. Para poder usarlo solo será necesario descargar la aplicación en latch.elevenpaths.com

El grupo liderado por César Alierta completa su oferta de seguridad con dos productos más: Faast y Metashield Protector. El primero es un sistema que detecta a los atacantes y el segundo es un conjunto de soluciones para eliminar metadatos asociados previniendo la fuga de información privada.

Pero, ¿cómo se hackea un smartphone? El objetivo de un pirata informático es encontrar fallos en la lógica del programa y así poder controlar las instrucciones que se ejecutan; en consecuencia el hacker puede tener acceso a información sensible e incluso instalar otros programas.

En telefonía móvil se suelen usar aplicaciones que “sacan” esos datos confidenciales. Muchos años el 13% de las tarjetas SIM fueron consideradas como componente de alto grado de vulnerabilidad en su seguridad. Una vez se accede a la SIM, el hacker puede utilizar el dispositivo para grabar llamadas, redirigirlas, enviar SMS e incluso efectuar fraudes financieros.

En conclusión, es fundamental una buena herramienta para la protección de estos aparatos inteligentes ya que más del 55% de la población española posee uno. España es líder del uso del smartphone en el ámbito europeo según el análisis de usos realizado por el estudio de Comscore.

Manchego de nacimiento y madrileño de adopción. Redactor en Universo Digital Noticias. Licenciado en Filología Hispánica en 2009. Apasionado de la comunicación y las relaciones públicas. Desde hace dos años involucrado en diversos proyectos de transformación digital en el mundo empresarial y en el sector educativo. Me gusta el deporte y practicar senderismo en mi tiempo libre.

Dejar respuesta: