Afecta-al-rendimiento-de-los-estudiantes-el-uso-de-internet-en-clase

Para saber si el uso de internet perjudica a los resultados de los exámenes, en Estados Unidos, los Expertos de la Universidad Estatal de Michigan, estudiaron el uso de ordenadores portátiles durante un curso de introducción a la Psicología. Los resultados desvelaron que el tiempo dedicado a otros asuntos externos a la clase fue de 37 minutos de media, invirtiendo este tiempo en redes sociales, correo electrónico, compra de artículos y visionado de vídeos.

Por tanto, los resultados académicos se vieron afectados. El uso de Internet fue un predictor significativo de la puntuación en los exámenes finales de los estudiantes, incluso cuando se tuvo en cuenta su inteligencia y motivación, según la principal autora del estudio, Susan Ravizza, profesora asociada de Psicología en la Universidad Estatal de Michigan.

“La relación perjudicial asociada con el uso no académico de internet –señala Ravizza– plantea preguntas acerca de la política de alentar a los estudiantes a traer sus ordenadores portátiles a clase cuando son innecesarios para el uso en la clase”. Financiado por la Fundación Nacional de Ciencia estadounidense, el estudio se publicará en breve en la edición digital de la revista ‘Psychological Science‘.

Las clases duraban una hora y 50 minutos y contaban con un total de 507 estudiantes. El curso fue impartido por Kimberly Fenn, profesora asociada de Psicología y coautora del estudio. En total, 127 estudiantes accedieron a participar en el análisis, que involucró registrar en un servidor cuando los estudiantes se conectaban a Internet.

De los participantes, 83 se registraron en el servidor en más de la mitad de las 15 sesiones de curso durante el semestre y se incluyeron en el análisis final. Se midió su inteligencia con las puntuaciones de la prueba ACT y se evaluó la motivación por tener éxito en clase mediante una encuesta ‘on line’ enviada a cada participante cuando terminó el semestre.

Curiosamente, el uso de Internet para fines vinculados con la clase no ayudó a los resultados de los exámenes de los estudiantes, un hallazgo que no sorprendió a Ravizza. “No hubo deberes que se basaran en Internet en este curso, lo que significa que la mayor parte del ‘uso académico’ fue la descarga de diapositivas de la conferencia con el fin de seguirla o tomar notas”.

“La investigación anterior -agrega- ha demostrado que tomar notas en un ordenador portátil no es tan beneficioso para aprender cómo escribir las notas a mano. Una vez que los estudiantes abren su portátil, es probable que sea tentador hacer otro tipo de tareas en Internet que no son relevantes para la clase”.

En sus cursos, Ravizza ha dejado de publicar diapositivas antes de la clase. En su lugar, espera hasta la semana anterior al examen para cargarlas, así que no hay razón para que los estudiantes traigan un portátil a clase. “Ahora, pido a los estudiantes que se sienten en la parte de atrás si quieren llevar su ordenador portátil en la clase para que su uso de Internet no distraiga a otros estudiantes”, concluye.