Consejos para disfrutar de un Black Friday seguro

Hoy es el Black Friday, un término que muchos traducimos en “descuento”, “rebaja” o “superganga”. Pero a este peculiar y marketiniano periodo de compras que se ha instalado con fuerza en España debe pedirle algo más: seguridad en sus compras online. Dejarse arrastrar por un precio muy llamativo puede conllevar numerosos riesgos.

Este año, se prevé un incremento de las ventas del 13,2% respecto al ejercicio anterior, según datos de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital).

Desde Mutua Madrileña ofrecen una serie de recomendaciones  a tener en cuenta antes de realizar transacciones online durante el Black Friday:

Comprobar la fiabilidad del sitio web: la proliferación de webs falsas hace imprescindible valorar la confianza del sitio online en el que queremos hacer nuestra compra. Para hacer frente a esta amenaza es aconsejable contar con un antivirus capaz de detectar sitios fraudulentos. Otra pequeña pista es apostar por sitios cuya dirección web comience por https:// Esa “s” indica que se trata de un sitio protegido. Comprobar la seguridad de la pasarela de pago y la veracidad de los productos también es de vital importancia.

Sistemas de pago fiables: si la pasarela de pago de la web le genera dudas, por mínimas que sean, rechace utilizar su tarjeta de crédito y opte por otro método más seguro. En este caso, conviene recurrir a sistemas como Paypal (que contacta con la entidad bancaria de la tarjeta utilizada y con el vendedor para exigirle determinada información), tarjetas prepago o contrareembolso.

Proteja sus contraseñas: es un consejo básico, pero muy útil. Es conveniente utilizar contraseñas que no sean intuitivas y que, de verdad, permitan tener sus datos a salvo, para evitar robos o suplantación de personalidad, entre otros problemas. Una buena contraseña debe contener minúsculas, mayúsculas, números e incluso algún carácter especial.

Cuidado con los phishing: recibir correos falsos, de empresas que tratan de suplantar la identidad de otras, suele ser habitual en estos periodos de fuerte actividad comercial. Para evitar caer en la trampa, examine la dirección de correo del remitente y compruebe que corresponde exactamente con el website original.

Actualizaciones de seguridad: Móviles, tabletas u ordenadores fijos requieren actualizaciones de software de forma periódica. Por lo general, nos resultan molestas, pero ante posibles fraudes en compras online son realmente útiles. Estas actualizaciones incluyen parches de seguridad diseñados para protegerse de los delincuentes. Aceptar estas actualizaciones y no retrasarlas en el tiempo es más que recomendable.

Evitar las wifi públicas: Las wifi públicas son un objetivo fácil para que los hacker puedan robarnos nuestros datos (personales, tarjetas, etc) cómoda y tranquilamente. Por ello evitar hacer comprar con redes wifi de este tipo es más que recomendable. Compre online sólo a través de redes seguras.

Revisar los cargos en cuenta: Controlar los gastos y revisar las cuentas después de comprar es otro de los consejos básicos a realizar, en este caso, a posteriori de la compra. Si algún pago le resulta sospechoso, póngase en contacto con su banco. Puede hacer sido víctima de un robo de identidad.

Política de privacidad y cambios: Por último, para no llevarse sorpresas una vez realizada la compra, conviene prevenir leyéndose la política de privacidad y cambios que aplique la compañía online. A veces, las condiciones y los gastos de devolución pueden no ser muy agradables.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar respuesta: