Twitter, propietaria de Vine, acaba de anunciar que cerrará en los próximos meses esta aplicación móvil de vídeos cortos. De esta manera, Vine ha pasado de ser la app con mayor crecimiento en el mundo a desaparecer del mundo en un espacio de apenas tres años.

Los equipos de Twitter y Vine han emitido un comunicado para anunciar el cierre de esta aplicación. “En los próximos meses desconectaremos la aplicación móvil”. El comunicado se despide añadiendo que se aportarán más detalles sobre esta decisión en el mismo blog o en la cuenta oficial de Twitter. Se supone que en un próximo comunicado se concretará la fecha de clausura de la aplicación.

Twitter adquirió los derechos de Vine en octubre de 2012, cuando la aplicación de vídeos de no más de seis segundos prometía convertirse en una de las plataformas de intercambio de archivos más importantes. Su crecimiento exponencial así lo hacía prever.

Sin embargo, desde hace un año o cosa así, el número de usuarios de Vine no ha dejado satisfechos a los responsables de Twitter, que incluso dejaron de actualizar esa cifra. El descalabro de Vine se explica, en parte, por el auge de sus competidores, como Instagram o Snapchat.

En el comunicado también se dice que el servicio de Vine en su versión online seguirá operativo. “Mantendremos accesible el website online porque pensamos que es importante poder seguir viendo todos los increíbles vídeos de Vine que han sido elaborados”. Los vídeos, llamados vines, serán, por tanto, susceptibles de seguir viéndose y descargándose.

Una de las razones por las que Twitter compró Vine tenía que ver con el deseo de incorporar un servicio que permitiera el intercambio de material audiovisual, una opción inviable en la red social. Por ello, puede que el cierre de Vine sirva para que los responsables de Twitter se planteen cómo integrar ese tipo de material en la propia red social.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar respuesta: