Mr-Jeff-una-app-para-que-planchen-por-ti

Si eres de los que no tienen nunca ganas de planchar, Mr Jeff es la aplicación pensada para ti. La función básica de esta herramienta es que te permite contratar un servicio a domicilio de lavandería y tintorería. Enseguida te explicamos cómo.

Bajo el eslogan “Cuidamos de tu casa y de tu ropa”, Mr Jeff  se presenta como una especie de asistente que se encargará de facilitarte las cosas en lo que tiene que ver con la limpieza y el planchado de tu ropa.

A continuación detallamos el funcionamiento de esta aplicación, es decir, su utilidad. Pues bien, el primer paso es descargar e instalar la aplicación, que está disponible tanto para dispositivos Android como para aparatos móviles de iOS. En ambos casos la aplicación es gratuita. Para los primeros, puedes acceder desde aquí; para los segundos, haz click acá.

Una vez instalado el software en nuestro dispositivo móvil, hacemos el pedido. Lo cierto es que para ello no solo contamos con el móvil, ya que también podemos hacer el encargo a través de la web o del teléfono facilitado por Mr Jeff.

Después de ello, unos empleados de Mr Jeff se personan en tu casa para recoger la ropa a la hora en que tú lo hayas solicitado. Finalmente, al cabo de un tiempo, Mr Jeff te devuelve la ropa entregada, limpia o planchada, según hayas indicado en tu encargo.

Los tres tipos de contrato básico con Mr Jeff son los siguientes. En primer lugar, podemos solicitar un servicio de tintorería a partir de 2 euros. El precio depende de la cantidad de ropa o textiles que les entreguemos. En segundo lugar, cabe la posibilidad de suscribirse desde 76 euros al mes, lo que incluye una visita a la semana. Por último, podemos contratar un servicio hogar a cambio de 99 euros al mes, modalidad que incluye toda la casa y las limpiezas que necesitemos.

Experto en el análisis de dispositivos móviles y ordenadores. Su afán es poder llegar a la gente el modelo que está buscando, detallando cada característica técnica y física del producto. Su pasión es la tecnología