Raspberry-Shake

Raspberry-Shake

La Fundación Raspberry sigue siendo fiel a su filosofía de diseñar aparatos electrónicos low cost. Conocida sobre todo por sus micrordenadores vendidos a precios simbólicos, Raspberry se ha lanzado a construir otro producto de las mismas características. En esta ocasión se trata de un sismógrafo: el Raspberry Shake, presentado por el desarrollador como un sismógrafo de uso personal.

En realidad, este sismógrafo no es más que una adaptación de uno de los famosos micrordenadores de Raspberry, porque está diseñado a partir de uno de ellos. Su aspecto es idéntico, de hecho. Este sismógrafo personal ha sido diseñado por Ángel Rodríguez.

Raspberry Shake puede dar testimonio de seísmos de magnitud 2 en adelante en un radio de unos 80 kilómetros y seísmos de magnitud 4 o superior en un radio de unos 480 kilómetros. Si la distancia supera esos 480 kilómetros, el registro no está garantizado y, además, no se podrán proporcionar datos exactos. Este sismógrafo puede compartir los datos registrados durante los últimos siete días con cualquier observatorio sísmico del mundo.

El aparato se compone de dos piezas básicas. Por una parte, cuenta con un geófono, capaz de dar cuenta de los temblores terrestres. Las vibraciones detectadas se amplifican, por otra parte, por medio de una bobina que genera una corriente perceptible gracias a la fuerza ejercida por un imán.

Hay que decir, por lo demás, que el producto ha tenido que ser financiado mediante una campaña lanzada en Kickstarter. Para informaros de todo lo necesario acerca de este sismógrafo low cost de bolsillo, podéis hacer click en el siguiente enlace. De hecho, una de las virtudes de esta Raspberry Shake es su precio, desde luego, que son 99$ si se ha colaborado en la campaña que mencionamos a continuación y algo más, suponemos, si no se ha colaborado con dicha campaña.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar respuesta: