La multinacional japonesa Sony ha presentado hace unos días su apuesta por la realidad virtual, la PlayStation VR (Virtual Reality), que pretende convertirse en un producto de consumo para el gran público. Esta PlayStation VR es el dispositivo adaptado para la realidad virtual de la PS4, la consola más actual de Sony.

Después de decir esto, se entiende fácilmente que la PlayStation VR está enfocada al mundo de los juegos de realidad virtual, como ocurre con Oculus Rift o HTC Vive. Interesa añadir, por lo demás, que este lanzamiento de Sony se produce casi en paralelo con la presentación de otro kit de realidad virtual, el DayDream VR de Samsung, que también se caracteriza por acercar la realidad al gran público a través de un precio asequible y un uso sencillo del aparato.

No obstante, la PlayStation VR no es tan barata como el kit de Samsung. De hecho, estamos hablando de un dispositivo cuyo precio ronda los 400 euros, lo que no llega de ningún modo a lo que debemos pagar por un kit de Vive o Rift.

Hay que decir, sin embargo, que la PlayStation VR funciona con una PlayStation 4. De manera que si disponemos de la consola, no tendrás que realizar un gasto extra, pero si no tienes la consola y quieres usaar la PlayStation VR tendrás que pagar por ambas.

Además, la cámara y los mandos de control se compran aparte y suman 100€ adicionales. Pero la cosa no queda ahí, porque, cuando quieras utilizar algún contenido en PlayStation, también tendrás que comprar los videojuegos.

Por otra parte, instalar la PlayStation VR no es ni mucho menos cosa de niños. De hecho, Sony ha creado y alojado en YouTube un par de vídeos para explicarte cómo hacerlo:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar respuesta: