fuchsia

Los desarrolladores de Google se encuentran manos en la masa diseñando el sistema operativo de los dispositivos del futuro. Lo llaman Fuchsia y está concebido como el relevo natural de Android.

El gigante de Mountain View quiere anticiparse a sus rivales en la conquista del internet de las cosas y, más concretamente, en los dispositivos inteligentes del hogar. Al efecto, está desarrollando el proyecto Google Home, un asistente que realiza tareas domésticas a la orden de nuestra voz.

Pues bien, el objetivo de Fuchsia consiste en facilitar la comunicación entre los dispositivos móviles como las tabletas o los smartphones y los electrodomésticos. Será, por tanto, un software compatible y fácilmente integrable en todo tipo de aparatos basados en inteligencia artificial. Hay quien especula, al mismo tiempo, que el proyecto se oriente más bien hacia la realidad virtual.

Fuchsia es solamente el código con el que los desarrolladores de Google se refieren a este proyecto, pero parece que no se pondrá este nombre al producto, es decir, al sistema operativo que se ofrecerá al público en general.

Hay que decir, así mismo, que Fuchsia ya ha sido probado en un portátil de la firma Acer. El segundo paso lo llevará a un Raspberry Pi3, uno de los miniordenadores de la Raspberry Foundation, barato y ampliamente difundido en ámbitos educativos.

La idea de Google es seguir con Fuchsia la misma estrategia que adoptó con Android en cuanto a la licencia del software. En efecto, parece que la empresa estadounidense quiere que Fuchsia sea un sistema operativo de código abierto. Sin embargo, Google pretende evitar las críticas que recibió por la fragmentación de Android, un obstáculo para todos los desarrolladores que han tenido que adaptarse al formato de este sistema operativo. Por ello, Fuchsia se está diseñando en atención a la unidad de criterios.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar respuesta: