wikileaks, assange, blackberry, iphone, agnitio

wikileaks, assange, blackberry, iphone, agnitio

WikiLeaks ha publicado este jueves un total de 287 documentos, llamados ‘Spy Files‘, con información sobre las actividades de compañías de seguridad, vigilancia y espionaje de 25 países. El Objetivo de esta investigación, ha sido, cuenta su fundador, Julian Assange,“echar luz sobre una industria secreta que gana miles de millones de dólares”.

WikiLeaks desvela así, el funcionamiento de la tecnología de vigilancia y espionaje que los gobiernos y otras organizaciones pueden comprar para espiar a “individuos o poblaciones enteras”. De hecho, aparatos como BlackBerry, de RIM, o iPhone, de Apple, pueden grabar cada toque de teclado que haga una persona. Además, existen aplicaciones que permiten hacer fotografías a los usuarios de los MacBook mientras los están utilizando.

El dispositivo de BlackBerry  o de iPhone cuenta con millones de usuarios, al igual que ocurre con Gmail. Pero la realidad muestra que estos productos pueden convertirse en importantes medios de vigilancia. “Los contratistas de Inteligencia están vendiendo ahora mismo a países de todo el mundo sistemas de vigilancia para esos productos”, ha asegurado Assange durante una rueda de prensa en Londres.

La publicación de estos archivos ha contado con la colaboración de Bugged Planet y Privacy International. Pero tambien. Han colaborado prestigiosos medios de comunicación como The Washington Post, L’Espresso, The Hindu Times y la Oficina de Periodismo de Investigación de Reino Unido.

WikiLeaks ha señalado en su página web que   “Las compañías de espionaje internacional están asentadas en los países con tecnología más sofisticada y venden su tecnología a cualquier país del mundo”. Sin embargo, esta industria no está regulada.

Assange ha recalcado que Estados Unidos, Reino Unido, Sudáfrica y Canadá están desarrollando “sistemas de espionaje” y que la información está siendo vendida por igual “a dictaduras y democracias”.

Los documentos revelan que un total de 160 empresas, entre ellas la española Agnitio, estarían desarrollando estas aplicaciones y aparatos de espionaje, ignorando o saltándose la regulación.

Dejar respuesta: