ana botella, apple, tio pepe, plan especial, ayuntamiento de madrid

ana botella, apple, tio pepe, plan especial, ayuntamiento de madrid

El histórico edificio de Puerta del Sol número 1, coronado desde hace décadas con el nombre de Tío Pepe, se transformará en una tienda de Apple tras obtener la aprobación de La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, presidida por Ana Botella.

Manuel Cobo, vicealcalde del ayuntamiento de Madrid, ha explicado en una rueda de prensa que la entidad Apple Retail Store S.L., recuperará este inmueble del siglo XIXI para dedicarlo a usos comerciales y a oficinas vinculadas a esta actividad.

Además, el Plan Especial aprobado este jueves, regula el régimen de obras para hacer viable esta transformación. “Es, por tanto, un eslabón más en el proceso de revitalización del centro, que contribuirá a incrementar los atractivos comerciales y turísticos de Madrid, dinamizar la economía de la ciudad y generar empleo”, ha señalado el Consistorio en un comunicado.

Tras la aprobación inicial por la Junta de Gobierno se abrirá un periodo de información pública de un mes y, una vez analizadas y, en su caso, incorporadas las alegaciones que se presenten, el Plan Especial pasará a aprobación definitiva por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid.

La transformación del edificio conservará la fachada actual, recuperándose la composición original de los huecos, así como sus materiales originales. También se sustituirán las carpinterías de las plantas baja y primera, recuperándose todas las cubiertas a dos aguas.

Para adecuar el inmueble a la legislación vigente en materia de accesibilidad, seguridad y evacuación, se creará un solo núcleo de comunicación y un nuevo núcleo de ascensores en sustitución de los existentes. Al mismo tiempo, se simplifica la comunicación del sótano con la planta baja, que será más diáfana.

Se llevará también a cabo el cubrimiento del patio a nivel de la planta primera y se abrirá un hueco central para llevar la luz natural a la planta baja y mejorar el nivel de luminosidad de la planta primera.

Se reordenarán además los espacios de ambas plantas para racionalizar su utilización. Se consolidarán y repararán las bóvedas dañadas del inmueble, y se reconstruirá parcialmente el forjado de la planta baja.

“Las actuaciones pretenden no sólo poner en valor un edificio protegido, sino también concebir un nuevo espacio más accesible, transparente y comunicado de forma directa con su entorno: la Puerta del Sol, la Carrera de San Jerónimo y la calle de Alcalá”, añade el Gobierno local.

Construido en el siglo XIX, tiene siete plantas sobre rasante y 6.066 metros cuadrados de superficie, sobre una parcela de 948 metros cuadrados. Mediante el Plan Especial, el inmueble albergará usos comerciales, combinados con el uso terciario de oficinas, ligadas a esta actividad.

Dejar respuesta: