Facebook ha pospuesto la actualización de su política de privacidad a la semana que viene “para que le dé tiempo a tener en cuenta todas las opiniones al respecto”, según ha informado Los Angeles Times. No obstante, los motivos del retraso han sido unas protestas por parte de seis grupos de ‘watchdogs’ a la Comisión del mercado federal de Estados Unidos.

Esta renovación de las condiciones de privacidad fue propuesta el pasado mes de agosto e iba a consistir en una nueva función que permitiese a Facebook acceder automáticamente al nombre, foto de perfil y contenido del usuario y utilizarlos con fines publicitarios.

Sin embargo, la actualización en este sentido de la red de Zuckerberg no ha llegado a realizarse debido a que la plataforma“quiere tener en cuenta todas las opiniones” y la ha pospuesto a la próxima semana. Entre estas se encuentra una petición por parte de seis grupos de ‘watchdogs’ de consumidores y que ha recogido el diario Los Angeles Times.

 Al parecer, estos grupos han reclamado a la Comisión del mercado federal de Estados Unidos que Facebook bloquease estos cambios con el pretexto de que “ellos facilitarían a la red social usar esa información personal sin su consentimiento en productos de anuncios”.

Dejar respuesta: