Facebook  copia el modelo de  Google y ya compiten en varios frentes, como las redes sociales. Ahora, un nuevo frente está a punto de abrirse en el sector de la publicidad online. Tras los recientes cambios en su política de privacidad, Facebook prevé publicar anuncios en otras webs, basados en los datos recopilados dentro de la red social, sin previo avisó ¿Donde queda nuestra privacidad?

   La red social más popular del mundo quiere seguir aumentando su facturación, y en esta guerra todo vale, aunque sea a costa de sus propios usuarios. Por eso está dando pasos constantes, como cambiando la cantidad y el formato de los anuncios en la ‘app’ móvil o creando nuevas ‘cookies’ que midan el impacto indirecto que tienen los anuncios.

   Esto es solo la punta del iceberg, el nuevo proyecto de Facebook  afecta a toda la web y no solo a sus dominios. Mark Zuckerberg quiere ir más allá de los 1.000 millones de usuarios que tiene su creación.

   La red social de Palo Alto usará la información con valor publicitario que recoge de sus ‘me gusta’ y comentarios para mostrar anuncios en otras webs, tal y como ha revelado Forbes tras los recientes cambios en la política de privacidad de Facebook. Se trata de una solución similar a la de Google -AdSense-. “Nuestra política dice que podemos anunciarte servicios fuera de Facebook basados en los datos que tenemos de dentro de Facebook”, dijo el director de privacidad de Facebook Erin Egan.

   La compañía anunció la semana pasada cambios en su política de privacidad. Estos cambios incluyen que podrá compartir información entre su propio servicio y otros negocios o afiliados de propiedad de Facebook para “ayudar a intregar, entender y mejorar nuestros servicios y sus propios servicios”. Esto se refiere a Instagram, de su propiedad, y de otras compañías anunciantes que necesiten esa información para sus campañas.

  La publicidad de Facebook podría ser muy afinada, no solo le basta con tener la  navegación en general de un usuario, sino también en lo que el internauta comparte con sus amigos y lo que comenta.

   ¿Y cómo sabe Facebook lo que hace el internauta fuera de su dominio? Una reciente ‘cookie’ creada por la red social recoge datos de navegación de los usuarios fuera de Facebook. Esta herramienta seguramente consiga que Facebook aumente sus ingresos pero a costa de la privacidad de sus usuarios.

Dejar respuesta: