sharp-c1

sharp-c1

La veterana firma japonesa Sharp vuelve a apostar fuerte con los smartphones con dos nuevas gamas en su catálogo, el Sharp A1 y el Sharp C1. Tanto un modelo como otro pueden enmarcarse en el segmento de la gama media, donde pretender competir con el prestigio acumulado a lo largo de los años por esta marca.

Vayamos por partes y analicemos en primer lugar el Sharp A1, un terminal fabricado en tres tipos diferentes de metal que dispone de un lector de huellas dactilares. La pantalla, de tipo LTPS, es plana, no cuenta, por tanto, con ningún cristal 2,5 D. El panel tiene 5,5 pulgadas y una resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles.

Por su parte, el chip que mueve el software es un MediaTek Helio X20 deca core de 64 bits, que va acompañado de 4 Gb de RAM y 32 Gb de almacenamiento. El sistema operativo  corresponde con una capa de personalización sobre el Android 6.0 Marshmallow. La cámara trasera tiene 16 megapíxeles por 8 de la delantera. La batería almacena 3.000 mAh.

En cuanto al Sharp C1 podemos señalar que está reforzado con una doble capa de vidrio y la pantalla sí tiene el redimensionamiento en 2,5 D. La parte posterior también tiene 3D.

En este caso, el procesador es un MediaTek MT6753 octa core de 64 bits, que trabaja con 3 Gb de memoria RAM y 64 de almacenamiento en disco interno.  Tanto la cámara trasera como la delantera montan un sensor de 13 megapíxeles. La batería tiene menos capacidad, pues solo llega a los 2.600 mAh. El sistema operativo del Sharp C1 carece, por el contrario, de capa de personalización.

Parece, por tanto, que Sharp ha apostado por un smartphone de competentes prestaciones técnicas como el A1 y por otro de cuidado diseño como el C1. El precio de ambos es el mismo en China: 1.499 yuanes, unos 200 euros.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar respuesta: