parlamento-europeo-mercado-unico-digital

La Comisión Europea presentó en 2015 su estrategia sobre el mercado único digital, que acabaría con todos los obstáculos que dificultan los intercambios comerciales en la red, culpables de grandes pérdidas en bienes y servicios.

El Parlamento Europeo respondió en enero de 2016 a esta estrategia con un informe para contribuir a la futura legislación en la materia.

Nuestras vidas pasan cada día más por Internet, donde diferentes trabas persisten por más que las fronteras físicas hayan desaparecido. El bloqueo geográfico es una de estas trabas: es lo que ocurre cuando nos impiden comprar un bien o contratar un servicio porque lo hacemos desde un país diferente al del vendedor.

“[La innovación digital] es para hacer mejor las cosas y encontrar nuevos modos de resolver problemas desde el acceso a los servicios y bienes hasta el medio ambiente, pasando por la movilidad”, explicó durante el debate en pleno del 25 de mayo de 2016 Kaja Kallas, eurodiputada liberal estonia, una de los dos responsables del informe del Parlamento Europeo. “El propósito de la estrategia sobre el mercado único digital también es derribar obstáculos como lo que con frecuencia se deben a legislaciones y práctivas anticuadas”, subrayó Kallas.

El Parlamento afirmó en enero de 2016 que “es injustificado y debe acabar la  práctica de bloquear el acceso de los consumidores a bienes y servicios, en función de su situación geográfica, de su dirección IP, dirección postal o del país de emisión de sus tarjetas de crédito”. El bloqueo geográfico es una práctica de algunos vendedores que operan en Internet para limitar o diferenciar el trato a consumidores de otros países.