juguetes conectados

Se acercan las navidades y cada vez son más frecuentes regalar a los más pequeños de la casa juguetes conectados. La organización de consumidores británica Which? ha alertado sobre posibles fallos de seguridad en este tipo de juguetes, que permitirían a terceros usar las conexiones WiFi para comunicarse con los niños.

Junto a otras organizaciones de consumidores y expertos en seguridad, Which? ha realizado un estudio que revela las vulnerabilidades de varios juguetes conectados presentes en el mercado. En concreto, estos juguetes son el Furby Connect, los peluches Cloudpets y Toy-Fi Teddy, y el robot i-Que.

Según recoge la agencia Europa Press, Which? utiliza el robot i-Que en un vídeo para demostrar los fallos de conexión que pueden poner en peligro la seguridad del niño. En este vídeo, un hombre logra comunicarse con el niño a través del robot simplemente conectándose con su ‘smartphone’ a la red Bluetooth del juguete.

En este sentido, Which? ha alertado, en un comunicado publicado en su web, sobre la relativa facilidad que supone conectarse a estos juguetes y, de esta forma, hablar directamente con los niños. “No estamos hablando de ‘hackers’ profesionales. Es fácil de hacer para casi cualquiera”, destaca la organización.

Es por ello que Which? ha pedido en su comunicado a las compañías fabricantes de juguetes que mejoren la seguridad de estos dispositivos antes de lanzarlos al mercado. “Nadie dejaría a un niño pequeño con un ‘smartphone’ sin supervisión”, por lo que defienden que “los padres necesitan aplicar el mismo nivel de cuidado si dan al niño un juguete conectado”, ha afirmado el director de Productos y Servicios del Hogar de Which?, Alex Neill.

Neill ha sentenciado que si no se garantiza la seguridad de los niños con estos juguetes, entonces “estos productos no se deberían poner a la venta”.

El experto en ciberseguridad Alan Woodward comparte una opinión similar a la de Neill. En declaraciones a BBC, Woodward ha afirmado que los juguetes inteligentes con fallos no se deberían poner a la venta “debido a los muchos ejemplos en los tres últimos años que han puesto en riesgo a los niños”.

Por otra parte, la compañía juguetera Hasbro, creadora del Furby Connect, ha contado a Which?, como recoge el comunicado, que se toman las investigaciones sobre sus juguetes “muy en serio”. Aún así, Hasbro ha señalado que las vulnerabilidades expuestas solo pueden ser aprovechadas por alguien “que esté muy cerca del juguete y tenga los conocimientos técnicos para rediseñar el ‘firmware'”. “Ni el juguete Furby Connect ni su aplicación móvil recopilan información del usuario”, han añadido.

Vivid Toys, distribuidora del robot i-Que, también ha respondido a Which? de una forma similar, señalando que se toman “muy seriamente” sus quejas pero han afirmado “que no se han reportado usos perniciosos de i-Que”, que su juguete cumple con las normativas británicas y europeas. Las demás compañías jugueteras mencionadas por la organización de consumidores no han hecho declaraciones por el momento.

Licenciado en Ciencias de la Información y Derecho. He trabajado para diversos medios online especializados durante los últimos cinco años. Ahora estoy centrado en un nuevo proyecto que inicié hace un año sobre la importancia de las Redes Sociales en la apertura de un negocio local. Me interesa la Tecnología y el mundo digital. Redactor-Jefe en Universo Digital Noticias.

Dejar respuesta: